En Hogwarts los años han pasado, y es hora que una nueva generación dejé su huella en las paredes de la mágica escuela. ¡Ven y sé parte de la Tércera Generación!
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
El foro ha sido re-abierto y los usuarios antiguos deben pasar al Tablón de Anuncios para registrarse.

Comparte | 
 

 Danielle Ross

Ir abajo 
AutorMensaje
Danielle Ross
Prefecto Ravenclaw.
Prefecto Ravenclaw.
avatar

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 01/08/2009

MensajeTema: Danielle Ross   Lun Ago 03, 2009 5:10 am



Nombre Completo: Danielle Ross
Sobrenombre: Dannie, Dan, Nel.
Edad: 17 años.
Fecha de Nacimiento: 18 de Septiembre del 2007.
Lugar de Nacimiento: Estados Unidos. Los Ángeles.
Estado civil: Soltera.
Ocupación: Estudiante perteneciente a la noble casa de Rowena Ravenclaw.
Estado de sangre: Puro.
Varita: Madera de roble 27 cm, rígida y resistente. Núcleo de cabello de Arpía, da una gran fuerza y estabilidad en los hechizos.
Patronus: Caballo árabe (Equus caballus)
Habilidades: Aparición.

Frase:
Pocos ven lo que somos, pero todos lo que aparentamos. – Nicolas Maquiavelo.


Los ojos coronados por largas y espesas pestañas son iguales y diferentes a los de su hermano, a los de su madre. Son de familia, si, pero los de ella siguen mostrando una ingenuidad que los otros vedados por la locura y/o el odio han perdido ya. Una mirada cristalina y angelical, siempre pérdida en las nubes, siempre distraída pensando en la luna y su lado oscuro, ese que nunca se muestra. Un espejo metalizado que refleja lo que quieres ver pero quizás nunca la realidad. Imaginación, fantasía. Dulzura, inocencia y fragilidad, todos adjetivos que al observar a Danielle pueden pasarse por tu mente en un engaño encantador.

A simple vista es una chica algo débil y sumamente delgada, de estatura promedio pero cuando se la ve junto a su hermano y considerando que este le lleva más de una cabeza uno no puede evitar pensar que es pequeña. Su silueta si bien es marcada no rebasa lo exuberante, tiene un cuerpo más bien infantil de piernas torneadas, cintura estrecha y un busto no del todo desarrollado del cual no se avergüenza y pasa sin penas ni glorias a ser normal. Lo que de ella llama la atención es su rostro. Los deportes no son lo suyo, sobre todo si tienen que ver con alguna escoba y una gran distancia con relación al suelo. Prefiere mil veces hacer equitación y entrenar en salto y otras cosas a algún caballo en el viejo terreno que era de su padre. A Danielle le aterran las alturas, es un ángel que detesta volar y aunque la idea de romper los límites le llame la atención intenta evitar a toda costa enfrentarse con esta fobia suya. Si mantiene su buen estado físico es más bien porque le hace asco a la mayoría de las comidas, ingiriendo poco y llegando a ser prácticamente vegetariana o “alimentándose” a dulces. No precisamente porque este siguiendo una dieta sino por ser de esas chicas que come por los ojos y juzgan el aspecto de la comida. Pero bah, Dan juzga todo por su exterior. Suele llevar el uniforme desarreglado, como si no pudiera estar un segundo quieta y cuando viste casualmente se arregla de una forma que nadie olvide su apellido. La moda, para ella, es una de las cosas más primordiales y pone especial atención en ella al seguir las tendencias.

Su tez blanca, pálida, es más clara que la de su propio hermano llegando a parecer casi de porcelana. Su cara siempre va enmarcada de un espeso cabello castaño que heredó de su padre. Suele llevar el pelo largo hasta la media espalda y de forma ondulada, con un flequillo cayéndole sobre la frente aunque a veces también lo alisa con algunas pociones. Su semblante tiene rasgos redondeados, suaves y sumamente femeninos que recuerdan a una tierna muñeca. Es una joven sumamente expresiva, que no se limita a intentar evitar se vean sus sentimientos si no que juega con las muecas y actúa constantemente, convenciendo con sus palabras tanto como con sus actitudes. Lo cual muchas veces la hace inclusive más difícil de tratar que a su hosco hermano. Su nariz es pequeña, respingada y un tanto recta. Sus labios, carnosos y de un dulce color carmín siempre suelen sonreír con naturalidad, regalándoles a los demás alegría y azúcar en toneladas. Los dos luceros que tiene por mirada son, sin duda alguna y como ya se dijo anteriormente, su rasgo más destacable cuando uno la observa.

Quizás la diferencia más marcada que tenga con Keith es que a diferencia de él, si bien no lo demuestra, es una narcisista por excelencia y tiene un ego que le repite constantemente lo que es. Sabe lo que transmite su físico, se cree una chica sumamente bonita y hace provecho de sus encantos femeninos para obtener el cariño y las cosas que quiere de parte de los demás.


Pertenece a la casa de los cuervos, de los inteligentes pero no por eso es una chica que se la pase encerrada en la biblioteca. Su ingenio esta probablemente radicado en la parte lingüística, sobre todo el hemisferio derecho del cerebro. No es la más aplicada, estar horas leyendo no es algo que la enloquezca pero definitivamente lo prefiere a hacer cuentas matemáticas. Dan es una chica que ama imaginar y pasarse horas distraída dibujando y contando historias que se inventa. O cotilleando con las amigas. Como sea, si estas cerca de ella probablemente te des cuenta que todo es risas y alegría. O por lo menos lo creas así. Hablar con Danielle es sencillo y placentero, la chica es sociable por naturaleza. Algo traviesa y rebelde para con las normas del colegio, que no le gustan le pongan límites pero eso lo resuelve fácilmente ya que es prefecta y por el momento nadie le recrimina nada. De todas formas, su aspecto inocente la salva de muchas reprimendas.

Si su hermano es el mal en persona ella es buena hasta la médula. Pero no, las cosas no son así. Uno nunca debe juzgar un libro por su portada, Danielle Ross puede dar fiel testigo de eso.

Quizas nunca frunza el seño, pero incluso si esta exageración fuera cierta eso no cambiaría el hecho de que por dentro sus pensamientos pueden no ser siempre agradables. Puede ser muy tierna y hasta que te den ganas de estrujarle pero la verdad es que tiene cierta soberbia oculta bajo la hipocresía. Siente, como su hermano, cierto desagrado por los impuros por lo cual no se junta con ellos y de hacerlo si bien es amable realmente no los considera sus amigos. Inclusive si la tocan es capaz de desinfectarse después, cuando no la ven. Mujer exquisita, acostumbrada a los grandes lujos y las comodidades . Un tanto caprichosa y consentida. Con un ego y un narcisismo que esconde bajo una falsa modestia.

En realidad es una chica normal, como cualquier otra, sumamente femenina y amante de cualquier cosa que este “in” en el momento. Rozando con la superficialidad. Danielle no puede evitar prejuzgar a las personas por sus aspectos, posición social y otras tantas cosas. A pesar de que intenta muchas veces no discriminar lo hace eventualmente con la indiferencia que le brinda al tipo de persona que no cree está en el nivel. Pero jamás llega a la violencia, ni siquiera a la hora de agredir con sus palabras. Porque ella prefiere hacer algo peor, prefiere ir con su hermano y quejarse. Prefiere acusar con los profesores. Prefiere traicionar y dar puñaladas por la espalda, hablar mal de alguien que no le cae bien cuando no están cerca.

Igual y sabe que por lo mucho que la quiere su hermano y por como a Nikolov le divierte unirse en cualquier pelea de esa forma la victima puede terminar mucho peor y probablemente sin siquiera enterarse de quién o por qué de repente es el punto a quien todos joden. Su poder de manipulación y convicción es grande y mucho más cuando tiene relación con Keith. Si lo piensan bien, es mejor no ganarse su odio. O también, lo que es peor, su afecto.

No es porque su hermano la envió a jugar al jardín sola, sin acompañarla. Es porque vio a esos hombres en la casa y hace ya tiempo que se fueron con su padre y Lawrence aún no vuelve. No sabe si va a hacerlo pero es solo una niña de ocho años esperando volver a clases el lunes por la mañana para quejarse con Nikolov de los chicos que le dicen las brujas son verdes, arrugadas y llenas de verrugas. Sabe que hay algo mal en la mansión pero se limita a hacer un agujero en el suelo con su palita de plástico y enterrar una caja negra con su canario amarillo quemado. Culpa de Oliver y su hermano, siempre diciendo que su canto era insoportable y habían terminado por... Mejor ni recordar el episodio. Por lo menos ya no está en una jaula.

Tiene el vestido y las manos manchadas de negro, su madre probablemente la reniegue después. Solo que las horas pasan y la oscuridad se apodera del cielo. Por más que tararee una nana y cree un par de historias, de juegos y otros inventos se está aburriendo. Tiene miedo de entrar a su propio hogar y no tiene el valor suficiente de ir a la casa de su vecino tampoco. Sólo que cuando él aparece, con su caminar desfachatado y su mirada agresiva, con los labios retorciéndose en una sonrisa macabra ella parece si bien no estar más tranquila, por lo menos acompañada. Que tienen esa edad, esa en la que los nenes y las nenas se pelean por ser de distintos géneros pero entre la multitud de muggles que combaten diariamente por lo menos se hablan. La ventana del cuarto de su mamá destila relámpagos de luces rojas desde donde ella esta y ni su gran imaginación le permiten pensar que allí arriba Claire sufre las descargas de unos cuantos crucios. “Yo sé que es eso.” La risa de Oliver le llena los oídos. “Y no es bueno, créeme.” No lo entendía, nunca iba a hacerlo ni volver a tocar el tema después de eso.

Mira la tierra recientemente removida y piensa que de cierta forma el pájaro ahora vuela en el cielo, mientras ella es una especie de ángel con alas negras que perdió las plumas y no puede siquiera soñar con hacerlo. No por nada odia las escobas. “K me dijo que no entrara hasta que me viniese a buscar.” Alza los ojos desde dónde está sentada y ve como él deja de sonreír. De seguro sabe por qué, ya todos los magos del barrio deberían estar enterados de que su padre había sido enviado a Azkaban. Quizás incluso más gente. “¿Desde cuándo le haces caso a lo que te dice?” Y ella duda pero eventualmente reacciona, se levanta y asiente. “Tienes razón, nos vemos mañana.” Pero no, no se verían hasta después de unos días.

Entra por la puerta trasera y mientras sube las escaleras del salón oye un grito, un llanto y entonces sabe que sus peores pesadillas están tomando forma. Corre hasta llegar al pasillo y ve a su madre soltando un chillido histérico, con una navaja en la mano. El arma se le cae, se toma de la cabeza y la aprieta con fuerza, soltando un alarido más fuerte mientras se sacude. Su hermano está contra la pared, sentado con los ojos desorbitados. Respira agitado y tiene sangre cayéndole a borbotones desde la mejilla. Se asusta pero igual y se acerca a Keith mientras su madre vuelve a entrar a su habitación. Intenta detener la hemorragia mientras K. la mira fijamente, murmurando cosas sin sentido por lo bajo en estado de shock.

Desvía la mirada hacia el cuarto de sus padres y por un segundo le parece ver a su tía a través de un espejo en la puerta del armario. Al siguiente la imagen desaparece y en el lugar solo queda su madre sentada, tomándose las rodillas y balanceándose al mirar la nada misma.

Todo la situación le parecía un mal sueño. Nunca estaría segura de cómo habían sido las cosas que habían pasado esa noche pero preferiría eludir los hechos toda su vida. Danielle puede tener solo ocho años, si, pero sabe como pedir ayuda. Sabe como comunicarse con medimagos pero lo que no sabe, por más inteligente que sea, es entender lo que acaba de suceder. Y cuando unos días después le dijeran que su tía Eveline iba a cuidar de ellos recordaría el espejo y nunca podría aceptarla. O quizás tiempo después creería que por no aceptarla había querido imaginar ese segundo tan efímero. Como fuera, después de unas semanas, nunca volvería a criar a sus mascotas en esa casa y gritarle a su hermano y su vecino que los odiaba cuando quisieran con una broma arrancarle los miembros con fuego a un pájaro que, a diferencia del fénix, no renacería de las cenizas. Y que como ella, no volvería a rozar las nubes más que como un fantasma o un espíritu. O un cuervo negro, como la piel chamuscada y la tierra, que no hace más que anunciar la muerte inminente y el caos. Un símbolo de mal agüero.


Última edición por Danielle Ross el Lun Ago 03, 2009 5:22 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Danielle Ross
Prefecto Ravenclaw.
Prefecto Ravenclaw.
avatar

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 01/08/2009

MensajeTema: Re: Danielle Ross   Lun Ago 03, 2009 5:16 am



Lawrence Ross. Padre, ex mortifago y ex funcionario del ministerio. Murió cuando Danielle tenía trece años en Azkaban. No tenía mucho trato con su hija, era quien imponía las reglas en su casa y quien a lo sumo le enseñaba a jugar ajedrez en sus pocos ratos libres pero siempre se reservó los opiniones personales para su hijo mayor por lo cual en las partidas solo hablaban de estrategias en el juego mientras que a Keith solía contarle viejas historias. La llenó de regalos y mascotas cada vez que ella le pidió un antojo, a su modo le dejo saber que la adoraba a pesar de los contratiempos. Comprendió la razón del encierro de Lawrence solo cuando su hermano se lo explicó y no llegó a odiarlo por ser asesino entre otras cosas. De él Dan heredó la rebeldía y parte de su fuerte carácter. Lawrence le ordenó que no lo viera desde los diez, prometió cumplir pero continuó acompañando a su hermano a pesar de jamás entrar a la sala donde ambos charlaban. Le enviaba correspondencia todas las semanas.

Claire (Moore) Ross. Madre, solía trabajar en Gringotts. Enamorada perdidamente de su esposo y algo débil físicamente. Le enseñó sobre la pasión hacia la literatura, el té y las buenas costumbres, siempre teniendo momentos para jugar con Dannie, quien era su muñeca preferida. A pesar de estar internada en San Mungo su hija no la culpa por lo ocurrido más que por haberlos dejado solos a ella y a su hermano en compañía de su tía Eveline. La única frase que a veces repite es probablemente la culpable de que los impuros les desagradan, a veces parece querer decirle algo cuando la reconoce pero enseguida vuelve a callarse e ignorar el mundo como si lo que pensara fuera demasiado terrible hasta para pronunciarlo.

Keith Ross. Hermano mayor por un año. Según ella es su único pariente con vida, que su tía no cuenta. Discusiones, cariño y celos insoportables. K para ella es una persona importante, algo demasiado serio y probablemente por lo único que rocen y peleen actualmente es porque él siempre amenaza y molesta a todos sus ex o futuras parejas. Y Nikolov lo ayuda, como siempre. Es su consentida y lo tiene muy presente, llegando incluso a aprovecharse de eso y algunas que otras veces jugarle una mala pasada y bromear con él. Quiere lo mejor para K y a veces siente que se estresa demasiado por las cosas. Siempre encuentra la forma de pasar tiempo con su hermano y Oliver, aunque eso signifique joderlos al acompañarlos a Hogsmeade los fines de semana y quejarse por ir a Cabeza de puerco, rodeándose de esa suciedad y polvo en vez de a un bar dónde ella pueda tomar un té y galletitas como una dama.

Eveline Ross. Tía, exmortifaga. Viuda, dueña de una tienda en el callejón Knockturn. Fue la culpable de destruir a los Ross al pensar en ella por sobre los demás y no importarle pisotear a su propia familia con tal de conseguir más dinero. Danielle sospecha de ella, o por lo menos sabe que se trae algo entre manos aunque no entiende muy bien que. La odia, sonríe cuando están juntas y se mantiene serena pero es notable que a la chica no le cae ni un poco bien. Insiste en que ese ser de venus con el monte seco e infértil nunca podrá ser como su madre. Eve, como Dannie le dice refiriéndose a hiedra venenosa, nunca intentó comprar su afecto porque es notable que la señora prefiere a Keith por sobre su hermana. Algunas veces recordando que su hermano y ella siempre peleaban le intentaba inculcar ideas de que por ser mujer y más pequeña, no debía dejar subordinarse. Dan la escuchaba, le divertía su forma de pensar y sonriendo falsamente asentía en silencio pero aún así cuando no le hizo caso ni a ella y continuó visitando a Claire supo que una guerra fría y calculada comenzaba entre ambas. Los bombones de menta que le manda siempre terminan tirados en algún tacho de la basura.




  • Le gusta comprar corazón de bruja y leer la sección de moda y horóscopo. Siempre termina garabateando todas las hojas y completando los test, es como un juego para ella.

  • En cuanto a los deportes, siempre y cuando no tengan que ver con escobas, están bien y hasta inclusive le divierten practicarlos, le parece productivo. Tiene claustrofobia.

  • La nicotina y el tabaco no son lo suyo pero extrañamente disfruta del humo llegando a ser una fumadora pasiva por todo el tiempo que pasa con su hermano y su mejor amigo.

  • Dos palabras. Ex novios. Un grupo. Sobreprotección y golpes gratis, K-O S.A.

  • Ama a los animales, ha tenido una gran lista de mascotas. Todos con muertes sospechosas.

  • El único invento que considera bueno de los muggles es el cine.

  • Le fascina ir a Madam Tudipie cuando visita Hogsmeade. Hasta el día de la fecha no ha logrado convencer a Keith y Oliver de entrar al local a tomar té con galletitas si van juntos.

  • Oye música clásica, está interesada en el teatro y otras cosas pero como esta pasado de moda ni siquiera les nombra a sus amigas la idea de salir a esos lugares.

  • Con respecto a su puesto como Prefecta, no estaba interesada en el y no se esperaba tenerlo. Se sorprendió al recibir la carta. Generalmente no busca pasearse por el castillo castigando gente, pero si algo sucede frente a ella toma dominio de la situación. Sólo es imparcial cuando tiene que ver con sus allegados. Para bien o para mal, según que le convenga y como este la relación en ese preciso momento. Ahí se ve como es Ross hasta los huesos.

  • Cuando quiere convencer a su hermano de algo y no lo logra, usa un recurso o más bien, un golpe bajo. Lo llama como su madre cuando era niño, Tay.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Scorpius Malfoy
Prefecto de Slytherin
Prefecto de Slytherin
avatar

Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 20/07/2009

MensajeTema: Re: Danielle Ross   Mar Ago 04, 2009 10:41 pm

Hola y bienvenida. ¿Entonces Ross tenía hermana? Seguro no me había dado cuenta, tu pareces normal...a comparación del ente que tienes con el que tienes parentesco de sangre.

Citación :
[*] Ama a los animales, ha tenido una gran lista de mascotas. Todos con muertes sospechosas.

Ok...definitivamente, tu y yo podemos llevarnos bien. No es que yo haya desaparecido a mis mascotas, pero sé muchas formas más con las que pueden morir misteriosamente -Si, hacemos una lluvia de ideas y luego algunas prácticas de campo-.
De cualquier forma, es un gusto que estés.

¡Nos veremos en las rondas de prefectos!

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rose Weasley
Alumno de Gryffindor.
Alumno de Gryffindor.
avatar

Cantidad de envíos : 55
Fecha de inscripción : 20/07/2009

MensajeTema: Re: Danielle Ross   Miér Ago 05, 2009 2:01 am

una ravenclaw muy interesante... =)
hermana de Ross!!! vaya... sin dudas la familia Ross es particular xD
ahaha

bienvenida
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nicole Marshall
Prefecto Hufflepuff.
Prefecto Hufflepuff.
avatar

Cantidad de envíos : 27
Fecha de inscripción : 26/07/2009

MensajeTema: Re: Danielle Ross   Miér Ago 05, 2009 6:48 am

Estoy absoluta y completamente de acuerdo con Rose, aunque tengo una pregunta...¿tu no muerdes como tu hermano, no? o.o
Espero que no xD

Nos vemos en las rondas, como dijo Scorpius. Bienvenida al foro. Pásalo muy bien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Danielle Ross   

Volver arriba Ir abajo
 
Danielle Ross
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El blog de Julian Ross
» Thaddeus E. "Thunderbolt" Ross (PNJ de Eclipse)
» LO NUEVOS DE MARVEL (ABRIL)
» Ficha: Ross Hayes
» La fantástica historia de un Athletic de Bilbao con extranjeros

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hogwarts Tercera Generacion :: Información Básica :: Personajes-
Cambiar a: